Cuando estás pensando en realizar la instalación de calderas en Arroyomolinos, lo primero que tienes que saber es qué tipos de calderas existen y qué ventajas tiene cada una de ellas; así podrás tomar la mejor decisión para tus necesidades.

Uno de los tipos de calderas que más se está utilizando en la instalación de calderas en Arroyomolinos es la de condensación. Dichas calderas tienen un esquema muy similar a las calderas de calefacción tradicionales, es decir, un combustible que caliente el agua.

Su principal ventaja frente a las tradicionales es que aprovechan el calor que generan tanto el vapor de agua como los humos, lo que aumenta de forma considerable su efectividad y, como extra, reduce en torno al 30 % el consumo de combustible.

Sus ventajas no se limitan al ahorro en la factura que te llegará a tu casa, también son más protectoras con el medio ambiente. Esto es debido a que pueden generar hasta un 70 % menos de emisiones de dióxido de carbono y de óxido de nitrógeno. Esto provoca que sean las que más y mejor se adaptan a la actual legislación sobre la instalación de estos sistemas.

No solo sirven para para generar calor de una forma muy eficiente en invierno, también se pueden utilizar para conseguir agua caliente.

Otro aspecto importante de estas calderas que afecta directamente a su eficiencia es que funcionan a temperaturas de entre 30 ºC y 50 ºC. Las tradicionales, sin embargo, funcionan de forma constante a 120 ºC. Todas estas ventajas compensan su diferencia de precio sobre las demás.

Como ves, las calderas de condensación tienen unas grandes ventajas tanto económicas como ecológicas. Si todavía te quedan dudas, quieres presupuestos o necesitas saber algo más, no dudes en ponerte en contacto con I.R.B., nuestros profesionales estarán encantados de resolver todas y cada una de ellas y ayudarte a tomar la mejor decisión.